5 reglas para crear una buena campaña de email marketing

La mejor forma de alcanzar tu clientela es por e-mail. Sobre todo si has logrado formar una base de destinatarios que de forma voluntaria han pedido recibir tus correos.

Además, el correo, es la plataforma con mayor ROI del mercado, y supera con creces las redes sociales. Pero para lograr el éxito y buenas cifras de conversión, es necesario seguir algunas reglas.

 

Dibuja el flujo del cliente

Entiende cómo interactúa el cliente con tu marca, qué evita el CHURN, que los ayuda a preferirte y cómo tu correo puede llegar a contribuir con tus metas. Dibuja paso a paso esta relación y una vez con ella, define tu campaña de mails para que sea un apoyo en vez de algo inconexo.

diagrama de flujo de cliente experiencia cliente

Construye tu base de destinatarios

En vez de conseguir correos sin preguntar y mandar mails sin autorización, invierte tiempo en construir una base de datos de usuarios voluntarios (permission marketing), gente que acepte recibir tu información, y luego construye una base de intereses que te permita dirigir mejor los mensajes.

Lo más relevante acá es comunicar aquello que sea de interés para tus clientes. De lo contrario pronto se aburrirán y te agregarán a su lista de SPAM, cerrando definitivamente la puerta que los comunica.

Aprovecha la automatización

Las plataformas actuales de correo como Listaylor.com permiten automatizar datos en el envío de correos. Si tienes una base con la información suficiente puedes usar géneros, nombres propios y todo tipo de información personalizada de forma automática.

Por ejemplo, tu correo puede ir dirigido a una persona específica (hola Juanita) y ofrecerle productos de interés (queremos contarte que hemos agregado nuevos productos de maquillaje) e incluso engancharlo con algún interés cargado previamente (porque sabemos que eres fanática de la moda y las tendencias).

Lo importante es que mientras más te familiarices con estos procesos automáticos, más fácil te resultará usarlos y sacarles partido.

Siempre entrega algo de valor

Es cierto que para llamar a amigos o a tu madre no necesitas razones. Pero tus clientes son personas ocupadas que no tienen la misma cercanía. Para ellos, una interrupción puede ser una molestia. Por eso es que debes asegurarte de que tus contactos, lo que les envíes, debe agregarles valor de alguna forma. Cupones de descuento, una receta interesante, una gran idea.

Siempre ten presente la pregunta de “por qué a tu cliente podría interesarle leer tu correo”.

Mide siempre los resultados

Manda tus campañas bien marcadas, mide su conversión, los rebotes, las tasas de lectura, revisa, corrige y aprende. Siempre es bueno tener una meta que superar, algo que corregir o una conversión a optimizar.

El éxito en el envío de correos se logra conociendo a tu audiencia y adecuándote a ellos, cada vez más, para el siguiente envío. Es la única forma en la que, para la próxima campaña, sabrás cuál es la mejor forma de transmitir tu mensaje y lograr el ROI que necesitas.